¿Lorazepam para dormir o lormetazepam?. ¿Qué es mejor en depresión?

lorazepam para dormir

¿Cuántas veces te ha pasado de irte a la cama, empezar a dar vueltas y no lograr dormir?. Es probable que más de una. Si se lo cuentas a alguien, no es difícil que te diga: ”yo tomo lorazepam para dormir”. Es bastante frecuente. ¿Qué puedo hacer si no puedo dormir?, es una de las preguntas que más me hacen. En general eso quiere decir, dame una pastilla para dormir. Porque pastillas para dormir hay muchas. 

Y es que el insomnio es un problema muy frecuente. Y de eso te voy a hablar hoy.

¿Qué es el insomnio?

El insomnio es un problema con el sueño frecuente, que consiste en no poder dormir. 

Aunque quizás no te hayas fijado, hay distintos tipos de insomnio.

Dependiendo del momento en que tengas el problema para dormir, se clasifica en:

  • Dificultad para coger el sueño: insomnio de conciliación.
  • Problemas para mantenerlo, te vas despertando durante la noche: insomnio de mantenimiento
  • Puede hacer que te despiertes demasiado temprano y no puedas volver a dormirte: despertar precoz.
  • No dormir nada en toda la noche: insomnio global

Cada tipo de insomnio va más ligado a un tipo concreto de patología u otra. 

Simplificándolo mucho: las personas con ansiedad suelen tener problemas para coger el sueño y las que tienen una depresión fuerte suelen tener el problema de despertarse muy temprano.

En la depresión, podemos ver casi todos los tipos de insomnio en función del caso de  cada persona.

Soluciones hay muchas. Y no todas pasan por el lorazepam para dormir.

De hecho no habría que empezar por ahí…

¿Tomar lorazepam es lo primero si no puedo dormir?

A veces dormir puede costar durante un tiempo por motivos de estrés.

Quizás la primera medida a tomar no tiene que ser ir a comprar pastillas a la farmacia. 

Hay una serie de pautas llamadas de higiene del sueño.

Te ayudarán a dormir mejor y pueden evitar que necesites lorazepam para dormir o que tengas reacciones adversas a algún medicamento.

Estas de aquí son muy útiles:

  1. Establecer un horario regular para irse a dormir y despertarse.
  2. Intentar no hacer la siesta o que no dure más de alrededor de media hora.
  3. Intentar que la temperatura de la habitación sea confortable y que esté bien ventilada.
  4. Minimizar los ruidos y la luz en la habitación.
  5. Evitar beber alcohol y fumar pocas horas antes de dormir.
  6. No tomar cafeína u otras substancias estimulantes unas 6 horas antes de acostarte. Esto incluye café, té y muchos refrescos con cola, así como chocolate.
  7. Evitar una cena pesada, con mucho picante o azúcar.
  8. Hacer ejercicio regularmente, pero no justo antes de acostarse.
  9. Usar ropa de cama cómoda y acogedora.
  10. Reservar la cama para dormir y el sexo.

¿Qué pastillas se usan para dormir, si tengo depresión o ansiedad?

En el caso de que las anteriores medidas no funcionen, se puede plantear el uso de pastillas como el lormetazepam o el lorazepam para dormir.

Es importante ir al médico dado que causas de insomnio hay muchas y para recetar un medicamento hay que saber la causa.

Puede ser ansiedad, puede ser depresión…

Una vez tenemos una idea de la causa, podemos ponerle un tratamiento.

Si me dan lorazepam para dormir, ¿lo tengo que tomar mucho tiempo?

De entrada, un tratamiento para el insomnio se plantea para un periodo de tiempo corto.

Sea el lormetazepam, el zolpidem o el lorazepam, cualquier pastilla para dormir se intenta poner para poco tiempo.

Sobre todo cuando el insomnio es debido a una situación de estrés transitoria (época de sobrecarga en el trabajo, por ejemplo) , se pueden pautar pastillas para dormir durante una o dos semanas para ayudar a descansar y favorecer que te encuentres bien durante el día.

Aún así, a veces hay que alargarlo si los síntomas son fuertes.

Por ejemplo, si tienes una depresión es fácil que las pastillas para dormir se tengan que tomar varias semanas, hasta que los antidepresivos hagan su efecto y ayuden a regular todos los síntomas.

Pastillas para dormir en la ansiedad y la depresión: no sólo existe el lorazepam

La ansiedad (o “el estrés”) es la causa más frecuente de insomnio, seguido por la depresión

Hay muchas otras causas de insomnio, pero en este post hablaremos solamente de estas dos.

Y es que si hablamos de ansiedad y depresión, los tratamientos para el insomnio se suelen hacer con medicamentos hipnóticos o ansiolíticos (benzodiacepinas).

Hablemos un poco de ellos:

Hipnóticos: 

Son medicamentos diseñados únicamente para ayudarte a dormir. Los dos más usados en España son

  • Lormetazepam: es un medicamento para dormir que no hay que confundir con el lorazepam. Pertenece a la familia de las benzodiacepinas (la misma de los ansiolíticos), pero está diseñado para el insomnio. La duración de su efecto (vida media) ronda las 8 horas. Se venden pastillas de 1 mg y de 2 mg.
  • Zolpidem: este es un medicamento de una familia distinta. Su efecto es más corto (unas 6 horas de media), aunque se absorbe más rápido que el lormetazepam. Se venden pastillas de 10 mg.

Efectos secundarios de los hipnóticos

Los medicamentos hipnóticos deben usarse siempre bajo control médico, porque pueden dar efectos secundarios que se pueden evitar.

Los efectos adversos más frecuentes son estos:

  • Somnolencia: es lo más habitual. No suele ser un problema grave dado que el efecto de estos medicamentos es corto. Hay que estar atento a este efecto secundario sobretodo en pacientes de edad avanzada, dado que puede hacer que sea más fácil que se caigan.
  • Tolerancia: si se usan durante mucho tiempo, el cuerpo puede acostumbrarse y necesitar más dosis.
  • Riesgo de dependencia: algunas personas pueden tener una dependencia, muchas veces psicológica (no saber dormir sin la pastilla por el simple hecho de ponerse nervioso por no tenerla), al usar estos medicamentos

Uso de hipnóticos en personas de riesgo

En determinados grupos de personas, hay que andar con cuidado al recetar medicamentos para dormir.

  • Pacientes de edad avanzada: pueden generar confusión o más somnolencia de lo habitual. También tienen más riesgo de sobredosis porque eliminan el medicamento más lentamente.
  • Tampoco se recomienda tomarlas a personas con problemas de pulmón graves, como aquellas que tengan enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o insuficiencia respiratoria severa.
  • Pueden empeorar la apnea del sueño.
  • En el embarazo, se recomienda tomar los menos medicamentos posibles. Aún así, si hay situaciones en que sea totalmente inviable retirarlo, el lorametazepam sería quizás mejor opción.
  • En la lactancia materna, aunque se recomiendan tomar las dosis más bajas posibles, el paso a la leche es bajo con lo que no suelen suponer un riego para el bebé.

Ansiolíticos para dormir: lorazepam y muchos más 

Son medicamentos depresores del sistema nervioso central, que sirven para regular la ansiedad. También se les llama benzodiacepinas.

Los ansiolíticos se usan para distintos trastornos:

  • Tratamiento del insomnio
  • Tratamiento de problemas de ansiedad como las crisis de ansiedad
  • Algunos (especialmente el diazepam) funcionan también como relajantes musculares y anticonvulsivantes.

Lo que sucede es que al bajar la ansiedad y relajarte, muchas veces dan sueño y como consecuencia ayudan a dormir. Aunque su diseño no sea específicamente para dormir.

Tenemos distintos tipos de ansiolíticos (benzodiacepinas), los más usados son los siguientes:

  • Diazepam
  • Clonazepam (Rivotril)
  • Clorazepato (Tranxilium)
  • Lorazepam (Orfidal)
  • Bromazepam (Lexatin)
  • Aprazolam (Trankimazin)

Aunque su función es similar, tienen diferencias importantes en cuanto al tiempo en que dura su efecto o la velocidad a la que se absorben, por lo que en función de lo que tengas, serán más adecuados unas u otros.

Probablemente el más usado para dormir sea el lorazepam. Es un medicamento cuyo efecto (vida media) dura entre 8 y 12 horas aproximadamente. Se vende en comprimidos de 1 mg, bajo prescripción médica.

Efectos secundarios de los ansiolíticos

Los ansiolíticos (benzodiacepinas) son medicamentos muy similares a los hipnóticos (algunos incluso pertenecen a la misma familia).

Por tanto, las precauciones a tomar van en la misma línea.

Y es que deben usarse siempre bajo control médico, porque pueden dar efectos secundarios que se pueden evitar.

Estos efectos secundarios son los mismos para todos los ansiolíticos, tanto si se usan para la ansiedad como puramente para dormir y ya sea el lorazepam o el diazepam.

Esos son los posibles efectos adversos más frecuentes:

  • Somnolencia: es el efecto secundario más habitual. Hay que elegir bien el tipo de ansiolítico para que no de somnolencia durante el día.
  • Tolerancia: si se usan durante mucho tiempo, el cuerpo puede acostumbrarse y necesitar más dosis.
  • Riesgo de dependencia: algunas personas pueden tener una dependencia, muchas veces psicológica, al usar estos medicamentos. Pero en casos más graves puede darse una dependencia más fuerte que puede causar síntomas de abstinencia, que pueden ser peligrosos.

Uso de ansiolíticos en personas de riesgo

En determinados grupos de personas, hay que andar con cuidado al tomar ansiolíticos. Te pongo unos ejemplos:

  • Pacientes de edad avanzada: en personas mayores se intentan evitar, dado que a veces pueden dar confusión o más somnolencia de lo habitual. También tienen más riesgo de sobredosis.
  • Tampoco se recomienda tomarlas a personas con problemas de pulmón, como aquellas que tengan enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o insuficiencia respiratoria severa.
  • En el embarazo, se recomienda tomar los menos medicamentos posibles. Aún así, hay veces en que no es viable quitar los ansiolíticos, con lo que se recomienda tomarlos a las dosis lo más bajas posibles. Posiblemente el clonazepam y el lorazepam sean algo más seguros que el resto de benzodiacepinas.
  • En la lactancia materna, aunque se recomiendan tomar las dosis más bajas posibles, el paso a la leche es bajo con lo que no suele suponer un riego para el bebé.

Antidepresivos:

Algunos medicamentos para la depresión dan somnolencia y se usan para tratar el insomnio. 

Los dos antidepresivos más usados para el insomnio en España son:

  • Mirtazapina
  • Trazodona

La ventaja de la mirtazapina y la trazodona, es que si tienes depresión o ansiedad, pueden servir para tratar la depresión y la ansiedad así como el insomnio, lo que los hace muy eficaces en situaciones concretas.

En ocasiones se combinan con otras pastillas para dormir como el lormetazepam o el lorazepam.

Hay otro antidepresivo llamado agomelatina, que también ayuda a dormir, en este caso regulando una hormona que interviene en el sueño llamada agomelatina.

Antipsicóticos

En situaciones excepcionales de insomnio muy importante, se pueden usar medicamentos más potentes como los antipsicóticos, aunque en ansiedad o depresión no es lo más habitual.

Probablemente el más usado sea la quetiapina.

Otros medicamentos para dormir

Probablemente, si piensas en pastillas para dormir, lo primero que te venga a la cabeza sea el lorazepam o el lormetazepam.

O quizás no. Quizás pienses en algunas pastillas que puedes encontrar en la farmacia y que se venden sin receta.

Pero cuidado: que algo se venda sin receta no quiere decir que no tenga su peligro o que sea especialmente útil.

Algunas de las cosas que te pueden vender para dormir sin receta:

Antihistamínicos

Te sonarán probablemente la la difenhidramina (el Soñodor) y la doxilamina (la famosa Dormidina).

Estros medicamentos son en realidad antihistamínicos (pastillas para las alergias), que como efecto secundario dan somnolencia y en dosis bajas se usan para ayudar a dormir.

Por algún extraño motivo, además de venderse sin receta se les da a veces a los niños…sin que tenga que haber un control de un médico por enmedio.

Problema: son medicamentos que en poco tiempo generan tolerancia (el cuerpo se acostumbra a ellas y dejan de funcionar). Con lo que deberían usarse como mucho unos pocos días.

En conclusión: si tienes insomnio, primero ves al médico.

Productos «naturales» para el insomnio

Estos son productos muy populares porque «como son naturales» se supone que van muy bien.

Bueno. Pues no.

Quiero decir, no van ni bien ni mal.

Y es que a día de hoy ninguna de estas substancias ha demostrado ser más eficaz que un placebo (un placebo puede ser, por ejemplo, la cápsula de una pastilla rellena de harina).

Los típicos son la valeriana o la tila.

Es cierto que difícilmente van a darte reacciones adversas.

E incluso es cierto que a veces funcionan.

Pero funcionan por sugestión. Y es verdad que la sugestión es un elemento muy potente.

Con lo que si te va bien una valeriana, perfecto. Daño no te hará.

No tengo nada en contra.

Pero que por lo menos te cuenten por qué funciona…

Melatonina

La melatonina es una hormona que el cerebro libera durante la noche para regular el ritmo de sueño.

Con el paso de los años va disminuyendo su cantidad y eso tiene que ver con que las personas mayores duerman menos horas.

Se vende la llamada melatonina de liberación rápida en herbolarios o farmacias, sobretodo en productos combinados. Pero no es eficaz dado que sus dosis son muy bajas.

Pero existe una melatonina de liberación retardada (bajo las marcas Circadin o Oniria) que sí puede ser eficaz para tratar el insomnio, sobretodo en personas mayores de 55 años. Eso sí, este es un medicamento para dormir que, igual que el lorazepam o el lormetazepam, requiere receta médica.

¿Cuales son las mejores pastillas para dormir en al depresión?

Como con tantas otras cosas, la respuesta es depende.

De entrada, hay que hacer tratamiento para la depresión. Ya sea con antidepresivos, con psicoterapia o con ambas.

Más allá de esto, para paliar el insomnio, hay que valorar la situación concreta.

Voy a contarte algunos casos:

Cuando tienes problemas para dormir y de día no tienes mucha ansiedad:

En esta situación, se suelen usar medicamentos de tipo hipnótico.

El más usado es el lormetazepam.

Sus efectos (la llamada vida media) duran unas 6-8 horas y por la mañana se han eliminado.

Con lo que es difícil que al día siguiente tengas sensación de somnolencia o de «resaca».

Cuando tienes insomnio y también mucha ansiedad durante el día:

En estos casos probablemente es más razonable usar ansiolíticos (benzodiacepinas), dado que por un lado ayudarán a mejorar la ansiedad de día y por otro a dormir de noche.

Eso sí, para conseguirlo hay que pautar al menos dos dosis al día.

El lorazepam, el diazepam o el clonazepam son medicamentos que pueden ser útiles en esta situación para poder dormir.

Otra opción a valorar en estas situaciones son los antidepresivos con función hipnótica, como la mirtazapina o la trazodona.

Para dormir, ¿lorazepam o lormetazepam?

Como conclusión, podríamos decir que:

  • Si tenemos un insomnio que no va acompañado durante el día de mucha ansiedad, o si ya usamos medicamentos para la ansiedad y aún así seguimos con insomnio, estaría más indicado el lormetazepam. Te ayuda a dormir sin efectos adversos en día siguiente.
  • Si el problema es de tener ansiedad permanentemente, quizás tuviera más lógica usar el lorazepam por si es necesario tomarlo temporalmente también durante el día.
  • Más allá de todo esto, si el insomnio es debido a una depresión, es imprescindible hacer un tratamiento para esta. Si no, sólo estaríamos poniendo un parche al tratar el insomnio pero no su causa.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

2 respuestas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía:

PROTECCIÓN DE DATOS:
De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento:
Responsable: DR.D.MARC PLANELLA SALA
Fines del tratamiento: envío de comunicaciones de productos o servicios a través del Boletín de Noticias al que se ha suscrito.
Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición
Más información del tratamiento: Política de privacidad
O Acepto el tratamiento de mis datos para el envío de comunicaciones de productos o servicios

DESCARGA GRATIS

Respuestas a estas y muchas más preguntas que te haces sobre los antidepresivos para dar el paso y empezar a sentirte bien de nuevo.

¿ Hay que tenerle miedo a los antidepresivos?

PROTECCIÓN DE DATOS:
De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento:
Responsable: DR.D.MARC PLANELLA SALA
Fines del tratamiento: envío de comunicaciones de productos o servicios a través del Boletín de Noticias al que se ha suscrito.
Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición
Más información del tratamiento: Política de privacidad
O Acepto el tratamiento de mis datos para el envío de comunicaciones de productos o servicios