Síntomas de estrés postraumático que no puedes ignorar

síntomas de estrés postraumático

El Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT) es una enfermedad mental que surge como respuesta a la exposición a un evento traumático. Esta exposición puede ser directa, como ser víctima de un suceso, o indirecta, como ser testigo de un acontecimiento perturbador. Los síntomas del trastorno por estrés postraumático se caracterizan por ser síntomas intensos que afectan significativamente la vida diaria del individuo.

Contenidos

Definición breve del TEPT

El TEPT se define como una reacción psicológica prolongada a un estímulo que ha sido extremadamente estresante y, a menudo, amenazante o catastrófico.

Los síntomas del trastorno por estrés postraumático incluyen la reexperimentación del trauma a través de recuerdos intrusivos, pesadillas, evitación de situaciones que recuerdan al evento, alteraciones del estado de ánimo y una respuesta exagerada al estrés o al miedo.

Prevalencia y relevancia social

La prevalencia del TEPT varía significativamente dependiendo de la población y el tipo de trauma experimentado. Por ejemplo, es notablemente más alta en veteranos de guerra y víctimas de violencia doméstica.

A nivel mundial, se estima que alrededor del 3.5% de la población adulta sufrirá de TEPT en algún momento de su vida.

La relevancia social de los síntomas del trastorno por estrés postraumático es considerable debido a su impacto en la salud pública, el funcionamiento laboral y las relaciones interpersonales. El TEPT no solo afecta a quienes lo padecen directamente, sino también a sus familias, amigos y comunidades.

Además, tiene un costo económico significativo, relacionado con la atención sanitaria y la pérdida de productividad laboral.

Síntomas del trastorno por estrés postraumático: Entendiendo el TEPT

Para comprender a fondo el Trastorno por Estrés Postraumático, es esencial explorar tanto su historia como las causas subyacentes que llevan a su desarrollo.

Breve historia del diagnóstico del TEPT

El reconocimiento del TEPT como un trastorno psiquiátrico específico es relativamente reciente en la historia de la medicina.

Originalmente asociado con los veteranos de guerra, el TEPT fue inicialmente denominado «fatiga de combate» o «neurosis de guerra». No fue sino hasta 1980, con la publicación del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Tercera Edición (DSM-III), que el TEPT se clasificó oficialmente como un trastorno mental.

Este reconocimiento marcó un cambio significativo en la forma en que los profesionales de la salud mental entendían y trataban las reacciones a los traumas.

¿Qué causa el TEPT?

El TEPT se desarrolla como una respuesta a un evento traumático que es extremadamente estresante o perturbador.

Sin embargo, no todas las personas que experimentan un trauma desarrollan TEPT.

Factores como la naturaleza del evento traumático, la historia personal, la resiliencia psicológica y el apoyo social juegan un papel crucial en la determinación de quién desarrollará este trastorno.

Los eventos que conllevan un daño físico intenso o una amenaza a la vida, como guerras, desastres naturales, accidentes graves o violencia física o sexual, son particularmente propensos a provocar TEPT.

La respuesta individual a estos eventos es profundamente personal y puede variar enormemente de una persona a otra.

Síntomas Principales del Trastorno por Estrés Postraumático

El Trastorno por Estrés Postraumático se manifiesta a través de una serie de síntomas característicos que afectan profundamente la vida de quienes lo padecen.

Estos síntomas se pueden agrupar en diferentes categorías, cada una representando una faceta distinta de la experiencia del TEPT.

Revivir el trauma: Flashbacks y pesadillas

Uno de los aspectos más angustiantes del TEPT es la tendencia a revivir el evento traumático.

Esto ocurre frecuentemente a través de flashbacks y pesadillas.

Los flashbacks son experiencias en las que la persona siente como si el trauma estuviera ocurriendo de nuevo, a menudo con una intensidad y claridad abrumadoras.

Las pesadillas, por otro lado, son sueños perturbadores que reviven el trauma o temas relacionados con él. Estas experiencias de reexperimentación son involuntarias y pueden ser desencadenadas por estímulos relacionados con el trauma.

Evitación y entumecimiento emocional

Muchas personas con TEPT intentan evitar pensamientos, sentimientos o conversaciones asociados con el trauma. También pueden evitar lugares, personas o actividades que les recuerden el evento.

Este patrón de evitación va de la mano con un entumecimiento emocional, donde los afectados se sienten desconectados de los demás y pueden tener dificultad para experimentar emociones positivas. Este distanciamiento emocional es un mecanismo de defensa que ayuda a la persona a lidiar con el dolor y el miedo asociados al trauma.

Cambios en el estado de ánimo y pensamiento

El TEPT puede provocar cambios significativos en el estado de ánimo y el pensamiento. Estos incluyen sentimientos persistentes de miedo, horror, enojo, culpa o vergüenza.

Las creencias negativas sobre uno mismo, los demás o el mundo también son comunes, como pensar que el mundo es un lugar peligroso o que uno es completamente impotente. Estos pensamientos negativos pueden llevar a tener síntomas de depresión y a una disminución del interés en actividades previamente disfrutadas.

Hiperactivación: Respuestas exageradas al estrés

La hiperactivación se refiere a un estado de alerta y respuesta exagerada a estímulos que normalmente no serían percibidos como amenazantes.

Las personas con TEPT pueden sobresaltarse fácilmente, sentirse tensas o «en guardia» la mayor parte del tiempo, y tener dificultades para concentrarse o dormir.

Esta hiperactivación constante es agotadora y puede afectar significativamente la capacidad de una persona para funcionar en su vida diaria.

Síntomas del Trastorno por Estrés Postraumático: Síntomas Secundarios y Complicaciones

Además de los síntomas primarios, el Trastorno por Estrés Postraumático puede conllevar una serie de síntomas secundarios y complicaciones que afectan diversos aspectos de la vida del individuo.

Problemas de relación y aislamiento social

El TEPT puede tener un impacto significativo en las relaciones interpersonales. Las dificultades para confiar en los demás, el miedo a ser lastimado y la tendencia a la irritabilidad o la agresividad pueden deteriorar las relaciones existentes y dificultar la formación de nuevas.

Además, el entumecimiento emocional y la evitación pueden llevar al aislamiento social, ya que la persona puede retirarse de las actividades sociales y perder el interés en mantenerse en contacto con amigos y familiares. Este aislamiento puede exacerbar otros síntomas del TEPT, creando un ciclo difícil de romper.

Comorbilidad: Depresión, ansiedad y abuso de sustancias

El TEPT frecuentemente coexiste con otros trastornos mentales, en un fenómeno conocido como comorbilidad.

La depresión y los síntomas de ansiedad generalizada son especialmente comunes, ya que el estrés crónico y los sentimientos de impotencia o desesperanza pueden desencadenar estos trastornos.

Además, no es raro que las personas con TEPT recurran al abuso de sustancias como una forma de automedicación para aliviar sus síntomas. Sin embargo, esto a menudo agrava el problema a largo plazo, llevando a un ciclo de dependencia y deterioro de la salud mental.

Impacto en el rendimiento laboral y académico

El TEPT puede afectar seriamente el rendimiento laboral y académico.

La dificultad para concentrarse, la fatiga asociada con la hiperactivación y las interrupciones del sueño pueden reducir la productividad y la eficiencia.

En un ambiente académico, esto puede manifestarse como bajos resultados y dificultades para cumplir con las obligaciones. En el trabajo, las personas con TEPT pueden tener problemas para cumplir con los plazos, gestionar el estrés y mantener relaciones laborales saludables, lo que potencialmente puede llevar a la pérdida del empleo.

Diagnóstico del TEPT

El diagnóstico correcto del Trastorno por Estrés Postraumático es fundamental para ofrecer el tratamiento adecuado. Este diagnóstico se basa en criterios clínicos específicos y en ocasiones en la utilización de herramientas de evaluación estandarizadas.

Síntomas del Trastorno por Estrés Postraumático: Criterios diagnósticos según el DSM-5

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, Quinta Edición (DSM-5), proporciona criterios detallados para el diagnóstico del TEPT. Estos criterios incluyen:

  1. Exposición a un trauma: Haber estado expuesto directamente, haber presenciado o haber aprendido sobre un evento traumático.
  2. Presencia de uno o más síntomas de reexperimentación: Como flashbacks, pesadillas o pensamientos intrusivos sobre el trauma.
  3. Evitación persistente: Evitar estímulos asociados con el trauma, como lugares, conversaciones o actividades.
  4. Alteraciones negativas en cogniciones y estado de ánimo: Esto puede incluir sentimientos de desapego, emociones negativas persistentes, o creencias distorsionadas sobre uno mismo o los demás.
  5. Alteraciones marcadas en la reactividad asociada al trauma: Como hipervigilancia, respuestas de sobresalto exageradas, irritabilidad o problemas de concentración.
  6. Duración de los síntomas: Los síntomas deben persistir durante más de un mes.
  7. Deterioro significativo: Los síntomas deben causar un malestar clínicamente significativo o un deterioro en áreas sociales, laborales u otras importantes.

Síntomas del Trastorno por Estrés Postraumático: Herramientas y pruebas de evaluación

Ante todo hay que decir que el diagnóstico cuando hay síntomas de trastorno por estrés postraumático es fundamentalmente clínico: el psiquiatra, mediante la entrevista de exploración de los síntomas suele poder hacer el diagnóstico.

Para un diagnóstico preciso, los profesionales de la salud mental utilizan diversas herramientas y pruebas. Estas pueden incluir:

  • Entrevistas clínicas estructuradas: Como la Entrevista Clínica Estructurada para los Trastornos del DSM (SCID) o la Entrevista Clínica Estructurada para el TEPT.
  • Cuestionarios y escalas autoadministrados: Herramientas como la Escala de Gravedad de Síntomas del TEPT (PSS-SR) o el Inventario de TEPT (PCL) ayudan a cuantificar la gravedad de los síntomas.
  • Evaluaciones conductuales y observacionales: Pueden incluir la evaluación de la respuesta a estímulos relacionados con el trauma o la observación de la interacción en situaciones sociales.
  • Consideración de la historia clínica y personal: La historia del paciente proporciona contexto crucial para entender la presencia y la evolución de los síntomas.

Tratamientos y Terapias para los síntomas del estrés postraumático

El tratamiento del Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT) es multifacético, involucrando una combinación de terapias psicológicas y, en algunos casos, farmacológicas. La elección del tratamiento adecuado depende de las necesidades individuales y de la gravedad de los síntomas.

Tratamiento Farmacológico para los síntomas del estrés postraumático

El tratamiento farmacológico puede desempeñar un papel crucial en el manejo del Trastorno por Estrés Postraumático, especialmente en casos donde los síntomas son severos o interfieren significativamente con la vida diaria del paciente.

A continuación, se detallan los tipos de medicamentos más comúnmente utilizados y su función en el tratamiento del TEPT.

Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina (ISRS)

Los antidepresivos de la familia ISRS son la clase de medicamentos más prescrita para el TEPT, debido a su eficacia en el tratamiento de los síntomas de ansiedad y depresión.

Algunos ejemplos incluyen:

Antidepresivos Tricíclicos y Inhibidores de la Recaptación de Serotonina y Noradrenalina (ISRN)

Aunque no son la primera línea de tratamiento, estos medicamentos pueden ser útiles en algunos casos:

  • Clomipramina (Anafranil): Un antidepresivo tricíclico que puede ayudar en el manejo de los síntomas de insomnio y ansiedad.
  • Venlafaxina: Un ISRN que puede ser efectivo en el tratamiento de la ansiedad y depresión en pacientes con TEPT.

Medicamentos Ansiolíticos

En algunos casos, se pueden recetar medicamentos ansiolíticos para aliviar la tensión, la ansiedad y mejorar el sueño:

Consideraciones Importantes

  • Personalización del Tratamiento: Es crucial que el tratamiento farmacológico sea personalizado, teniendo en cuenta la historia clínica del paciente, la presencia de comorbilidades y la respuesta a medicamentos previos.
  • Supervisión Médica: La supervisión por un profesional de la salud es esencial para monitorizar la efectividad del tratamiento y ajustar las dosis.
  • Interacción con Terapias No Farmacológicas: Los medicamentos suelen ser más efectivos cuando se combinan con terapias psicológicas, como la terapia cognitivo-conductual.

Síntomas del estrés postraumático: Terapias cognitivo-conductuales

Las terapias cognitivo-conductuales (TCC) son una de las formas más efectivas de tratamiento para el TEPT.

Estas terapias se centran en modificar los patrones de pensamiento y comportamiento que perpetúan los síntomas del trastorno.

Dentro de la TCC, las técnicas más comunes incluyen:

  1. Terapia de Exposición Prolongada (PE): Ayuda a los pacientes a enfrentar y re-procesar sus recuerdos traumáticos de manera segura.
  2. Terapia Cognitiva: Se enfoca en identificar y cambiar creencias y pensamientos negativos asociados con el trauma.
  3. Desensibilización y Reprocesamiento por Movimientos Oculares (EMDR): Combina la exposición gradual al recuerdo traumático con una estimulación sensorial bilateral, típicamente movimientos oculares, para reducir la intensidad emocional de estos recuerdos.

Síntomas del estrés postraumático: Terapias alternativas y su eficacia

Además de las terapias convencionales, existen tratamientos alternativos que algunos pacientes encuentran útiles, como:

  1. Yoga y Mindfulness: Ayudan a reducir el estrés y mejorar el bienestar emocional.
  2. Acupuntura: Algunos estudios sugieren que puede aliviar ciertos síntomas del TEPT.
  3. Técnicas de Relajación y Biofeedback: Para ayudar a los pacientes a controlar la respuesta física al estrés.

Si bien estas terapias pueden ser beneficiosas, deben estar siempre asociadas a alguna de las anteriores y es crucial consultar con un profesional de la salud antes de incorporarlas al plan de tratamiento, ya que la evidencia científica sobre su eficacia varía.

Secuelas del Estrés Postraumático

El Trastorno por Estrés Postraumático (TEPT) es una enfermedad que va más allá de sus síntomas inmediatos, dejando a menudo una serie de secuelas duraderas en quienes lo padecen.

Estas secuelas pueden variar en intensidad y naturaleza, afectando diferentes aspectos de la vida del individuo.

Impacto Emocional y Psicológico

Las secuelas emocionales y psicológicas del TEPT pueden ser profundas. A menudo incluyen:

  1. Alteraciones en la Autoimagen: Muchas personas con TEPT sufren cambios en la percepción que tienen de sí mismas, pudiendo sentirse vulnerables, débiles o avergonzadas.
  2. Dificultades en las Relaciones Interpersonales: El aislamiento, la desconfianza y la dificultad para expresar emociones pueden llevar a relaciones tensas y conflictivas.
  3. Sensación de Desesperanza: El TEPT puede generar un sentimiento persistente de desesperanza, creando un ciclo de negatividad y desmotivación.

Consecuencias Físicas

El estrés crónico asociado con el TEPT también puede tener efectos físicos de la ansiedad, tales como:

  1. Problemas de Salud Crónicos: Como enfermedades cardiovasculares, problemas gastrointestinales, y dolores crónicos.
  2. Alteraciones del Sueño: Insomnio y pesadillas recurrentes, que pueden llevar a fatiga crónica.
  3. Respuesta Exagerada al Estrés: Una reactividad exacerbada al estrés puede causar tensión muscular constante y dificultades en la regulación de la respuesta emocional.

Cambios en el Comportamiento

Las secuelas comportamentales del TEPT a menudo incluyen:

  1. Evitación: Tendencia a evitar lugares, personas o actividades que recuerden el trauma.
  2. Abuso de Sustancias: Uso de alcohol o drogas como mecanismo de afrontamiento para manejar los síntomas.
  3. Cambios en el Estilo de Vida: Como la reducción en la participación en actividades previamente disfrutadas o cambios en los hábitos alimenticios.

Impacto a Largo Plazo en la Calidad de Vida

Las secuelas del TEPT pueden tener un impacto significativo en la calidad de vida general, limitando la capacidad del individuo para trabajar, mantener relaciones saludables y disfrutar de actividades cotidianas.

Sin embargo, es importante destacar que con tratamiento adecuado y apoyo, muchas personas logran superar estas secuelas y recuperar una vida plena y satisfactoria.

Estrés Postraumático Complejo

El Estrés Postraumático Complejo (C-TEPT) es una forma más severa y crónica del Trastorno por Estrés Postraumático. Se desarrolla generalmente como resultado de traumas prolongados o repetidos, particularmente aquellos ocurridos durante etapas cruciales del desarrollo, como la infancia.

Es importante diferenciar el C-TEPT del TEPT estándar, ya que aunque comparten síntomas, el C-TEPT tiene características y necesidades de tratamiento únicas.

Características del Estrés Postraumático Complejo

El C-TEPT incluye los síntomas del TEPT tradicional y además presenta:

  1. Dificultades en la Regulación Emocional: Esto puede manifestarse como explosiones de ira, tristeza persistente, pensamientos suicidas o dificultades para experimentar emociones positivas.
  2. Conciencia Alterada: Incluye disociación o amnesia sobre aspectos del trauma.
  3. Problemas en las Relaciones Interpersonales: Dificultades para establecer y mantener relaciones saludables, a menudo debido a problemas de confianza o al miedo al abandono.
  4. Percepción Negativa de Uno Mismo: Sentimientos de vergüenza, culpa o inutilidad, y una percepción distorsionada de uno mismo como dañado o sin valor.
  5. Preocupación por el Agresor: En algunos casos, puede haber una preocupación o fijación con el agresor, incluyendo sentimientos de venganza o sumisión.

Causas del Estrés Postraumático Complejo

El C-TEPT suele ser el resultado de:

  • Trauma Prolongado o Repetido: Como el abuso físico, sexual o emocional durante la infancia.
  • Entornos Hostiles o Inestables: Como crecer en zonas de guerra o en hogares donde prevalece la violencia doméstica.
  • Secuestro o Esclavitud: Incluyendo la trata de personas y situaciones de cautiverio prolongado.

Tratamiento del Estrés Postraumático Complejo

El tratamiento del C-TEPT puede ser más complejo y requiere un enfoque integral:

  1. Terapias Psicológicas Especializadas: Como la terapia cognitivo-conductual, pero con un enfoque más intensivo y prolongado.
  2. Trabajo en la Regulación Emocional y la Resiliencia: Enseñar habilidades para manejar las emociones intensas y para desarrollar una mayor resiliencia.
  3. Terapia de Trauma Focalizada: Abordar específicamente los traumas y trabajar en su procesamiento.
  4. Soporte para la Reconstrucción de Relaciones: Ayuda para desarrollar habilidades sociales y para fomentar relaciones saludables.

Vivir y Afrontar el TEPT

Vivir con el Trastorno por Estrés Postraumático puede ser un desafío diario tanto para los pacientes como para sus seres queridos. Sin embargo, existen estrategias efectivas para manejar los síntomas y mejorar la calidad de vida.

Estrategias de afrontamiento para pacientes

Las estrategias de afrontamiento son técnicas que ayudan a los pacientes a manejar mejor sus síntomas y a reducir el impacto del TEPT en su vida diaria. Estas incluyen:

  1. Técnicas de Mindfulness y Relajación: Practicar mindfulness y técnicas de relajación, como la meditación o la respiración profunda, puede ayudar a calmar la mente y reducir el estrés.
  2. Ejercicio físico regular: La actividad física es beneficiosa para la salud mental, ayudando a reducir la ansiedad y mejorar el estado de ánimo.
  3. Escribir un diario: Llevar un diario puede ser una forma efectiva de procesar emociones y experiencias relacionadas con el trauma.
  4. Estrategias de enfrentamiento cognitivo: Trabajar en cambiar los pensamientos negativos y en desarrollar una visión más positiva y realista de sí mismo y del mundo.
  5. Construir una rutina diaria: Mantener una rutina puede proporcionar estructura y un sentido de normalidad y control.

Apoyo familiar y social

El apoyo de familiares y amigos es crucial para las personas con TEPT. Los seres queridos pueden:

  1. Ofrecer una presencia comprensiva y no crítica: Escuchar y validar las experiencias del paciente sin juzgar.
  2. Informarse sobre el TEPT: Entender el trastorno puede ayudar a identificar las mejores maneras de apoyar al ser querido.
  3. Fomentar el tratamiento profesional: Animar al paciente a buscar y continuar el tratamiento.
  4. Cuidado propio: Es importante que los seres queridos también cuiden su propio bienestar emocional y psicológico.

Prevención de recaídas y mantenimiento a largo plazo

La prevención de recaídas es un aspecto importante en el manejo del TEPT. Esto incluye:

  1. Continuar con el tratamiento psicoterapéutico: Incluso después de mejorar los síntomas, es importante seguir trabajando con un profesional de la salud mental.
  2. Desarrollar un plan de emergencia: Tener un plan para afrontar los síntomas si estos reaparecen.
  3. Monitoreo regular de los síntomas: Estar atento a los signos de recaída y buscar ayuda temprana si es necesario.
  4. Mantener las estrategias de afrontamiento: Continuar practicando las técnicas de afrontamiento y adaptarlas según sea necesario.

Si te encuentras con ansiedad o depresión o si tienes un ser querido que lo está haciendo, ponemos a tu disposición a nuestros psiquiatras online y te invitamos a solicitar una visita en nuestra consulta.

Nuestro equipo de profesionales está comprometido a proporcionar un enfoque integral y personalizado para ayudarte a resolver la depresión y mejorar tu calidad de vida

Sobre el autor

David Urbano

Nº de colegiado: 080840645

  • Experiencia de más de 15 años en psiquiatría comunitaria y hospitalaria.
  • Universidad de Barcelona
  • Parc Sanitari Sant Joan de Déu
  • Posgrado de terapia de pareja & terapia breve estratégica
  • Posgrado psiquiatría legal

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A MI CANAL DE YOUTUBE

Canal gratuito de divulgación en salud mental.

Artículos relacionados

GUIA GRATUITA SOBRE ANTIDEPRESIVOS

Te ofrezco una guía gratuita con las respuestas a estas y muchas más preguntas que te puedas hacer sobre los antidepresivos y que quizás no te dejan dar el paso para empezar a sentirte bien de nuevo.

¿ Hay que tenerle miedo a los antidepresivos?

PROTECCIÓN DE DATOS:
De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento:
Responsable: DR.D.MARC PLANELLA SALA
Fines del tratamiento: envío de comunicaciones de productos o servicios a través del Boletín de Noticias al que se ha suscrito.
Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición
Más información del tratamiento: Política de privacidad
O Acepto el tratamiento de mis datos para el envío de comunicaciones de productos o servicios