Tratamiento del TOC: los mejores medicamentos y terapias

tratamiento del toc

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) es un trastorno de ansiedad que afecta a millones de personas en todo el mundo. Los pacientes con TOC experimentan pensamientos obsesivos y comportamientos compulsivos que pueden ser intensos y repetitivos, lo que puede afectar significativamente su vida diaria. Es importante que los pacientes con TOC busquen tratamiento para superar sus síntomas y mejorar su calidad de vida.

Y es que, los síntomas del TOC pueden incluir pensamientos obsesivos, como miedo a la contaminación o a causar daño a otros, así como comportamientos compulsivos, como lavarse las manos repetidamente o comprobar una y otra vez si las puertas están cerradas.

Así, estos síntomas pueden ser muy angustiantes y pueden interferir con las relaciones interpersonales, la vida laboral y otros aspectos de la vida.

La buena noticia es que el TOC es tratable y hay opciones efectivas de tratamiento disponibles.

El tratamiento puede incluir medicamentos, psicoterapia y otras opciones de tratamiento.

En este artículo, nos enfocaremos en el tratamiento farmacológico del TOC, explicando en detalle cómo funcionan los diferentes tipos de medicamentos y sus efectos secundarios. También discutiremos la importancia de buscar ayuda profesional y cómo los pacientes pueden tomar medidas para mejorar su calidad de vida y superar el TOC.

Contenidos

Tratamiento del TOC: medicamentos para el trastorno obsesivo compulsivo

El tratamiento farmacológico del TOC implica el uso de varios tipos de medicamentos que pueden ayudar a controlar los síntomas de la enfermedad.

Así, los medicamentos que se utilizan con mayor frecuencia son los antidepresivos. Y dentro de los antidepresivos, los más usados son los del grupo ISRS y en casos más resistentes se suele usar en el tratamiento del TOC un antidepresivo tricíclico llamado Anafranil (clomipramina).

Veamos con más detalle cada grupo de medicamentos que se utilizan en el tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo:

Medicamentos para el TOC: Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)

Los ISRS son un tipo de medicamento antidepresivo que se utiliza comúnmente en el tratamiento del TOC.

Así, estos medicamentos trabajan para aumentar los niveles de serotonina en el cerebro, lo que puede reducir la ansiedad y la intensidad de las obsesiones y compulsiones.

Los ISRS incluyen los siguientes medicamentos:

Aunque la eficacia de todos ellos es similar, algunos estudios han demostrado una leve superioridad de la fluvoxamina.

Aún así, hay que tener en cuenta que cada caso tiene sus peculiaridades y hay que valorar cada situación de manera individual.

Estos medicamentos suelen ser bien tolerados y tienen relativamente pocos efectos secundarios.

Medicamentos para el TOC: Antidepresivos tricíclicos (ATC)

Los ATC también se utilizan a menudo en el tratamiento del TOC.

Estos medicamentos trabajan para afectar la disponibilidad de diferentes neurotransmisores en el cerebro, lo que puede reducir los síntomas del TOC y ayudar a superar esta enfermedad.

La clomipramina es un ejemplo de ATC que se utiliza comúnmente para tratar el TOC.

Sin embargo, estos medicamentos pueden tener efectos secundarios más significativos que los ISRS y pueden requerir un ajuste cuidadoso de la dosis.

Medicamentos para el TOC: Antidepresivos Duales y Antidepresivos Atípicos en el Tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo

Los antidepresivos duales y atípicos son clases de medicamentos que a veces se utilizan en el tratamiento del TOC, especialmente cuando los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), los tricíclicos y la terapia cognitivo-conductual (TCC) no han sido efectivos o suficientes.

Los antidepresivos duales son:

Actúan aumentando tanto los niveles de serotonina como de norepinefrina en el cerebro. Estos neurotransmisores están involucrados en la regulación del estado de ánimo y la ansiedad.

Por otro lado, los antidepresivos atípicos o de segunda generación, son medicamentos que no se ajustan a las categorías convencionales de antidepresivos.

Estos incluyen medicamentos como:

Aunque estos medicamentos a menudo se utilizan para tratar la depresión y otros trastornos de ansiedad, también pueden ser efectivos para algunos individuos con TOC.

Tratamiento del TOC: Antipsicóticos atípicos

Los antipsicóticos atípicos, como la olanzapina, el aripiprazol y la risperidona, también pueden ser útiles en algunos casos de TOC.

Estos medicamentos pueden ayudar a reducir la ansiedad y mejorar el control de los impulsos.

Sin embargo, estos medicamentos también pueden tener efectos secundarios significativos y deben ser utilizados con precaución.

Tratamiento del TOC: Benzodiazepinas

Las benzodiazepinas son un tipo de medicamentos que son ansiolíticos y que se utiliza a menudo como tratamiento complementario para el TOC.

Estos ansiolíticos pueden ayudar a reducir la ansiedad y la tensión muscular, pero deben ser utilizados con precaución debido a su potencial para causar dependencia.

Algunos ejemplos de benzodiazepinas son el alprazolam, el diazepam, el lorazepam, el bromazepam (Lexatin) y el clonazepam.

Es importante tener en cuenta que cada tipo de medicamento tiene sus propias ventajas y desventajas, y no todos los medicamentos funcionan para todos los pacientes con TOC.

Por lo tanto, es importante hablar con un psiquiatra para determinar qué medicamento es el mejor para cada paciente.

Cómo funciona la medicación para el tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo

La medicación para el TOC funciona para regular los niveles de neurotransmisores en el cerebro, lo que puede reducir la ansiedad y la intensidad de las obsesiones y compulsiones.

Uno de los neurotransmisores clave que se afecta en el TOC es la serotonina. Los bajos niveles de serotonina en el cerebro se han relacionado con un aumento de los síntomas del TOC.

  1. Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)

Los ISRS trabajan para aumentar los niveles de serotonina en el cerebro al bloquear la recaptación de serotonina en las células nerviosas. Al aumentar los niveles de serotonina, estos medicamentos pueden reducir la ansiedad y la intensidad de las obsesiones y compulsiones en los pacientes con TOC.

  1. Antidepresivos tricíclicos (ATC)

Los ATC también pueden afectar los niveles de serotonina en el cerebro, así como los niveles de otros neurotransmisores, como la norepinefrina. Estos medicamentos pueden ayudar a superar los síntomas del TOC al aumentar la disponibilidad de estos neurotransmisores.

  1. Antipsicóticos atípicos

Los antipsicóticos atípicos también pueden afectar los niveles de neurotransmisores en el cerebro, lo que puede reducir los síntomas del TOC. Estos medicamentos pueden ayudar a reducir la ansiedad y mejorar el control de los impulsos.

  1. Benzodiazepinas

Las benzodiazepinas (que son los ansiolíticos, como se les conoce más comúnmente), afectan los niveles de ácido gamma-aminobutírico (GABA) en el cerebro, lo que puede reducir la ansiedad y la tensión muscular. Estos medicamentos pueden ser útiles como tratamiento complementario para superar el TOC, pero deben ser utilizados con precaución debido a su potencial para causar dependencia.

Es importante tener en cuenta que los mecanismos de acción de cada tipo de medicamento pueden variar y que cada medicamento puede afectar diferentes neurotransmisores en el cerebro. Por lo tanto, es importante trabajar con un psiquiatra para determinar qué medicamento es el mejor para cada paciente.

Tratamiento del TOC: efectos secundarios

Al igual que con cualquier medicamento, los medicamentos utilizados para tratar el TOC pueden tener efectos secundarios.

Algunos de los efectos secundarios más comunes de la medicación para el TOC incluyen:

Efectos secundarios físicos: los pacientes pueden experimentar náuseas, dolores de cabeza, sudoración y temblores. Estos efectos secundarios suelen ser temporales y pueden disminuir con el tiempo a medida que el cuerpo se ajusta al medicamento.

Algunos antidepresivos y antipsicóticos, pueden hacer engordar. Es algo difícil de predecir, aunque, en general, los ISRS provocan menos aumento de peso que los tricíclicos y estos menos que los antipsicóticos.

Uno de los efectos secundarios más frecuentes es la disfunción sexual, muy común con todos estos medicamentos. Este efecto secundario desaparece al dejar de tomar el medicamento aunque, si aparece, no es tan frecuente que el cuerpo se adapte a él y remita.

Aún así, en general, los medicamentos utilizados para superar el TOC suelen ser bien tolerados y los efectos secundarios son generalmente leves. Sin embargo, es importante que los pacientes estén informados sobre los posibles efectos secundarios y se comuniquen con su médico si tienen alguna preocupación o pregunta.

Tratamiento del TOC: Dosificación y duración del tratamiento

La dosificación y la duración del tratamiento para el TOC pueden variar según el medicamento y las necesidades individuales del paciente.

Algunos factores que pueden influir en la dosificación y la duración del tratamiento incluyen:

  1. La edad del paciente: la dosis y la duración del tratamiento pueden variar según la edad del paciente.
  2. La gravedad de los síntomas: los pacientes con síntomas más graves pueden requerir dosis más altas o tratamientos más prolongados.
  3. El tipo de medicamento: la dosis y la duración del tratamiento pueden variar según el tipo de medicamento utilizado.
  4. Los efectos secundarios: los efectos secundarios pueden influir en la dosis y la duración del tratamiento.

Es importante seguir las instrucciones del médico y no ajustar la dosis o la duración del tratamiento sin su supervisión.

Tratamiento del TOC: Cómo se determinan las dosis para cada medicamento.

Las dosis de los medicamentos para el TOC suelen comenzar con una dosis baja y se van aumentando gradualmente hasta que se alcanza la dosis efectiva para controlar los síntomas.

La dosis óptima varía según el medicamento y el paciente, y puede requerir un ajuste cuidadoso por parte del psiquiatra que prescribe el medicamento.

Tratamiento del TOC: Duración del tratamiento.

La duración del tratamiento para el TOC también puede variar según el medicamento y el paciente.

En general, se recomienda continuar el tratamiento durante al menos 6-12 meses desde que te sientes recuperado, para obtener los mejores resultados.

Algunos pacientes pueden requerir tratamiento a largo plazo, sobre todo en los casos en que se van repitiendo las recaídas.

En general, la idea es tomar los antidepresivos como tratamiento fundamental y usar ansiolíticos o antipsicóticos como tratamientos complementarios con la idea de poder retirarlos conforme se produzca una mejoría.

Aún así, la complejidad de cada caso es la que acaba determinando la duración y el tipo de tratamiento, pudiendo utilizarse combinaciones de distintos tipos también a largo plazo.

Es importante trabajar con el psiquiatra para determinar la duración adecuada del tratamiento para cada paciente.

Tratamiento del TOC: tratamiento combinado

Aunque los medicamentos pueden ser efectivos en el tratamiento del TOC, la psicoterapia también es un componente fundamental del tratamiento.

La psicoterapia puede ayudar a los pacientes a aprender a manejar sus obsesiones y compulsiones y a desarrollar habilidades para reducir la ansiedad.

La combinación de la medicación y la terapia puede ser especialmente efectiva para el tratamiento del TOC. De hecho, los estudios demuestran que la combinación de medicación antidepresiva y psicoterapia genera los mejores resultados a largo plazo.

Cómo se puede combinar la medicación con la terapia para obtener mejores resultados y superar el TOC

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es una forma de terapia que se utiliza comúnmente en el tratamiento del TOC.

La TCC puede ayudar a los pacientes a identificar y cambiar sus patrones de pensamiento y comportamiento que contribuyen a los síntomas del TOC.

Los pacientes pueden aprender a desafiar sus pensamientos obsesivos y a enfrentar gradualmente sus temores y compulsiones.

La combinación de la TCC y la medicación puede ser particularmente efectiva en el tratamiento del TOC.

Los beneficios de usar tanto la medicación como la terapia para superar el TOC

La combinación de la medicación y la terapia puede ayudar a los pacientes a lograr mejores resultados en el tratamiento del TOC. Los medicamentos pueden ayudar a reducir la ansiedad y la intensidad de las obsesiones y compulsiones, mientras que la terapia puede ayudar a los pacientes a desarrollar habilidades para reducir la ansiedad a largo plazo y manejar sus síntomas.

La psicoterapia también puede ayudar a los pacientes a lidiar con los efectos secundarios de la medicación y a desarrollar estrategias para manejar los síntomas si vuelven a aparecer en el futuro.

Tratamiento del TOC: Puntos clave

A continuación, se resumen los puntos clave a tener en cuenta sobre el tratamiento farmacológico del TOC:

  • El TOC es un trastorno de ansiedad caracterizado por obsesiones y compulsiones recurrentes.
  • Los medicamentos utilizados para tratar el TOC incluyen ISRS, ATC, antipsicóticos atípicos y benzodiazepinas.
  • La medicación funciona para regular los niveles de neurotransmisores en el cerebro y reducir la ansiedad y la intensidad de las obsesiones y compulsiones.
  • Los efectos secundarios de los medicamentos pueden incluir náuseas, dolores de cabeza y cambios de ánimo o comportamiento.
  • La dosis y la duración del tratamiento pueden variar según el medicamento y las necesidades individuales del paciente.
  • La combinación de la medicación y la terapia cognitivo-conductual (TCC) puede ser la más efectiva para el tratamiento del TOC.
  • Es importante buscar ayuda cuanto antes para el tratamiento del TOC y trabajar con un psiquiatra para determinar el mejor plan de tratamiento para cada paciente.

Si crees que tienes TOC, es importante buscar ayuda de un psiquiatra para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados.

El tratamiento temprano puede ayudar a reducir la gravedad de los síntomas y mejorar la calidad de vida.

¡No dudes en buscar ayuda hoy mismo!

Preguntas frecuentes (FAQ’s)

¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)?

El Trastorno Obsesivo Compulsivo, también conocido como TOC, es una enfermedad mental que se caracteriza por patrones repetitivos de pensamientos no deseados o sensaciones (obsesiones) que impulsan a los individuos a realizar comportamientos o rituales constantemente (compulsiones). Estas obsesiones pueden ser muy perturbadoras e interferir con las actividades cotidianas, pudiendo incluso resultar debilitantes si no se trata adecuadamente.

¿Cuáles son los síntomas comunes del TOC?

Los síntomas del TOC pueden variar de una persona a otra, pero generalmente se dividen en dos categorías: obsesiones y compulsiones. Las obsesiones son pensamientos, imágenes o impulsos intrusivos que causan angustia o ansiedad. Por otro lado, las compulsiones son comportamientos repetitivos que una persona con TOC siente la necesidad de llevar a cabo en respuesta a una obsesión. Algunos ejemplos comunes pueden incluir el temor constante a los gérmenes y la necesidad de limpiar excesivamente, o la preocupación por la seguridad y la necesidad de verificar repetidamente si las puertas están cerradas.

¿Cómo se diagnostica el TOC?

El diagnóstico del TOC implica un análisis de los síntomas y comportamientos del individuo. Un profesional de la salud mental, como un psiquiatra o un psicólogo, evaluará la presencia de obsesiones y compulsiones y cómo estas afectan la calidad de vida del paciente. Se pueden utilizar herramientas como la Escala de Observación Clínica para el TOC de Yale-Brown (Y-BOCS) para ayudar en esta evaluación.

¿Cuáles son las causas del TOC?

Aunque la causa exacta del TOC no se conoce completamente, existen diversas teorías que sugieren que puede ser el resultado de una combinación de factores biológicos, genéticos y ambientales. Algunos estudios indican que las personas con TOC podrían tener cambios en la estructura y funcionamiento de sus cerebros, lo que podría estar vinculado a la aparición de síntomas. Además, hay evidencia que sugiere que el TOC puede ser hereditario.

Tratamiento del TOC: ¿Cuánto tiempo puede durar el TOC?

El TOC es una afección crónica, lo que significa que puede persistir durante un período de tiempo prolongado. En muchos casos, los síntomas pueden aumentar y disminuir a lo largo de los años. Sin tratamiento, el TOC puede ser una afección de por vida, pero con el manejo adecuado, los síntomas se pueden controlar y minimizar.

Tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo: ¿Es curable?

Aunque el TOC es una afección crónica y puede requerir un manejo a largo plazo, es tratable. La terapia cognitivo-conductual (TCC), en particular una técnica llamada exposición y prevención de respuesta (EPR), se ha demostrado que es muy efectiva en el tratamiento del TOC. En algunos casos, también se pueden usar medicamentos para ayudar a controlar los síntomas.

¿Cuáles son los tratamientos disponibles para el trastorno obsesivo compulsivo?

El tratamiento para el TOC generalmente implica una combinación de terapia cognitivo-conductual y medicación. La TCC ayuda a las personas a confrontar y resistir sus obsesiones y compulsiones, mientras que los medicamentos, como los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), pueden ayudar a reducir los síntomas. En casos más graves, se pueden utilizar otros métodos de tratamiento, como la terapia electroconvulsiva (TEC) o la neurocirugía.

¿Cómo ayuda la terapia cognitivo-conductual en el tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo?

La terapia cognitivo-conductual es una forma de psicoterapia que se centra en cambiar patrones de pensamiento y comportamiento dañinos. En el caso del TOC, la TCC a menudo involucra una técnica llamada exposición y prevención de respuesta, que ayuda a las personas a enfrentar sus obsesiones sin recurrir a las compulsiones. Con el tiempo, esto puede ayudar a reducir la ansiedad asociada con las obsesiones y a disminuir la necesidad de realizar compulsiones.

¿Qué tipo de medicamentos se utilizan en el tratamiento del trastorno obsesivo compulsivo?

Los medicamentos más comúnmente utilizados para tratar el TOC son los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS). Estos medicamentos ayudan a aumentar los niveles de serotonina, un neurotransmisor que juega un papel importante en el estado de ánimo y la ansiedad. Los ISRS comúnmente usados para el TOC incluyen la fluoxetina, la fluvoxamina y la sertralina. En algunos casos, si los ISRS no son efectivos, se pueden recetar otros medicamentos, como los antipsicóticos.

¿Cuánto tiempo toma ver los resultados del tratamiento para el trastorno obsesivo compulsivo?

El tratamiento del TOC puede ser un proceso gradual, y puede llevar varias semanas o incluso meses para ver una mejora significativa en los síntomas. Es importante recordar que el TOC es una enfermedad crónica y que el manejo a largo plazo puede ser necesario. Sin embargo, con el tratamiento adecuado, muchas personas con TOC pueden llevar vidas saludables y productivas.

Tratamiento del TOC: ¿Es posible la recuperación completa del TOC?

Si bien el TOC es una afección crónica, muchas personas logran un gran alivio de sus síntomas a través del tratamiento. Con el tiempo y con el tratamiento adecuado, es posible que las obsesiones y compulsiones se vuelvan mucho menos frecuentes o intensas. Aunque algunas personas pueden seguir experimentando algunos síntomas, estos pueden ser manejables y no interferir con su vida diaria.

Tratamiento del TOC: ¿Cómo pueden los familiares y amigos ayudar a alguien con TOC?

Los familiares y amigos pueden desempeñar un papel crucial en el apoyo a alguien con TOC. Algunas formas de ayudar pueden incluir aprender sobre el trastorno, ser comprensivos y pacientes, alentar a la persona a buscar y seguir un tratamiento, y evitar la participación en las compulsiones de la persona. Es importante recordar que la recuperación puede tomar tiempo, y el apoyo continuo puede ser vital.

¿Cómo afecta el TOC a los niños y adolescentes?

El TOC puede afectar a personas de todas las edades, incluyendo a niños y adolescentes. Los niños con TOC pueden tener las mismas obsesiones y compulsiones que los adultos, pero estas pueden manifestarse de manera diferente. Por ejemplo, un niño puede tener miedo excesivo a los gérmenes y lavarse las manos repetidamente, o puede preocuparse por la simetría y la perfección y requerir que sus juguetes estén organizados de una manera específica. Es importante tratar el TOC en los niños lo más pronto posible para evitar que interfiera con su desarrollo y su rendimiento escolar.

¿Cómo manejar el TOC en el lugar de trabajo?

Manejar el TOC en el lugar de trabajo puede ser un desafío, pero hay estrategias que pueden ayudar. Estas pueden incluir buscar tratamiento para el TOC, establecer una rutina diaria, tomar descansos regulares para practicar técnicas de relajación como el mindfulness y solicitar adaptaciones razonables si es necesario. También puede ser útil hablar con el departamento de recursos humanos sobre la situación y discutir posibles soluciones.

¿El TOC está relacionado con otros trastornos mentales?

Sí, el TOC a menudo coexiste con otros trastornos mentales. Algunos de los más comunes incluyen otros trastornos de ansiedad (ansiedad social, ansiedad generalizada, ataques de ansiedad…), la depresión, el trastorno de estrés postraumático (TEPT), el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y los trastornos del espectro autista (TEA). Tratar estos trastornos concurrentes puede ser un elemento clave en la gestión general del TOC.

¿Es posible prevenir el TOC?

No se conoce una forma segura de prevenir el TOC, ya que no se entienden completamente las causas de este trastorno. Sin embargo, la detección temprana y el tratamiento pueden ayudar a prevenir que el TOC se vuelva crónico y reducir la severidad de los síntomas. Si tú o alguien que conoces muestra signos de TOC, es importante buscar ayuda de un profesional de la salud mental lo antes posible.

¿Cómo puede afectar el TOC la calidad de vida de una persona?

El TOC puede tener un impacto significativo en la calidad de vida de una persona. Las obsesiones y compulsiones pueden ser muy angustiantes y consumir mucho tiempo, interfiriendo con las actividades diarias, el trabajo, la escuela y las relaciones. Además, las personas con TOC pueden experimentar sentimientos de vergüenza o culpa asociados con sus síntomas. Sin embargo, con el tratamiento adecuado, la mayoría de las personas con TOC pueden controlar sus síntomas y mejorar su calidad de vida.

¿Qué sucede si el TOC no se trata?

Si no se trata, el TOC puede convertirse en una enfermedad crónica que puede ser debilitante. Las obsesiones y compulsiones pueden consumir tanto tiempo que impiden a las personas funcionar en su vida diaria. Además, el TOC puede aumentar el riesgo de otros problemas de salud mental, como la depresión y la ansiedad. Por lo tanto, es importante buscar tratamiento lo más pronto posible si tú o alguien que conoces muestra signos de TOC.

¿Cuál es la relación entre el TOC y el estrés?

El estrés no causa TOC, pero puede desencadenar o empeorar los síntomas. Cuando una persona está estresada, puede ser más probable que recurra a las compulsiones como una forma de manejar la ansiedad. Además, vivir con TOC puede ser estresante en sí mismo, lo que puede crear un círculo vicioso. Aprender estrategias de manejo del estrés puede ser una parte importante del tratamiento del TOC.

¿Cuál es la diferencia entre el TOC y las manías normales?

Aunque las personas sin TOC pueden tener manías o hábitos específicos, la diferencia clave es que las personas con TOC sienten una necesidad intensa e incontrolable de llevar a cabo sus compulsiones, y estas causan angustia significativa. Además, las compulsiones del TOC generalmente son más intensas y consumen más tiempo que las manías normales. Las compulsiones del TOC también interfieren con la vida diaria, mientras que las manías normales generalmente no.

¿Es posible tener TOC y no darse cuenta?

Sí, es posible tener TOC y no darse cuenta. Esto puede ocurrir cuando una persona ve sus obsesiones y compulsiones como parte normal de su personalidad o rutina diaria, o si la persona se siente avergonzada de sus síntomas y trata de ocultarlos. En algunos casos, una persona puede reconocer que sus comportamientos son irracionales, pero aún así sentirse incapaz de detenerlos. Si tú o alguien que conoces está experimentando síntomas de TOC, es importante buscar ayuda de un profesional de la salud mental.

¿Te ha resultado interesante este post? 

Compártelo en tus redes sociales si crees que puede servir de ayuda a tus conocidos. Mándalo por Whatsapp o por email a quien le pueda interesar.

Puedes leer cada semana más artículos como este y preguntarme directamente tus dudas haciendo click aquí.

Y por supuesto, deja cualquier comentario o duda que creas conveniente en el post y te contestaré lo antes posible.

Y si estás pasándolo mal y has decidido pedir ayuda, no dudes en solicitar una visita conmigo. Nos pondremos manos a la obra para ayudarte a volver a sentirte bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SUSCRÍBETE A MI CANAL DE YOUTUBE

Canal gratuito de divulgación en salud mental

Artículos relacionados

GUIA GRATUITA SOBRE ANTIDEPRESIVOS

Te ofrezco una guía gratuita con las respuestas a estas y muchas más preguntas que te puedas hacer sobre los antidepresivos y que quizás no te dejan dar el paso para empezar a sentirte bien de nuevo.

¿ Hay que tenerle miedo a los antidepresivos?

PROTECCIÓN DE DATOS:
De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento:
Responsable: DR.D.MARC PLANELLA SALA
Fines del tratamiento: envío de comunicaciones de productos o servicios a través del Boletín de Noticias al que se ha suscrito.
Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición
Más información del tratamiento: Política de privacidad
O Acepto el tratamiento de mis datos para el envío de comunicaciones de productos o servicios