Depresión posparto: cómo echar al aguafiestas de tu momento más feliz.

depresión posparto

¿Imaginas vivir como un horror el momento más feliz de tu vida?. Eso es lo que sucede en la depresión posparto. Porque no sé si sabes qué es la depresión posparto (si no lo sabes, buena señal…), pero los síntomas de esta depresión vendrían a ser como el invitado aguafiestas que te arruina el día más especial de tu vida. Y es que hoy te hablaré de la depresión posparto: las causas, de cuanto dura, de cómo superarla…incluso de la depresión posparto en hombres (si, en hombres…).

¿Qué es la depresión posparto?

¿Preparada para disfrutar del momento más maravilloso que puedas vivir?. ¿Toda tu familia ya te ha explicado sus fantásticas e inolvidables experiencias después de nacer tú?. Vale. Gracias. Pero a veces llega la depresión posparto y lo fastidia todo.

La depresión posparto es uno de los tipos de depresión.

Hay otros tipos de depresión: vivir con depresión endógena es duro y muchas veces no tiene una causa externa aparente.

O si sabes qué es vivir con distimia, imaginarás que es duro por lo crónica que suele ser.

Pero vivir la depresión posparto genera un especial malestar.

Y tienes que tener claro una cosa: por tener esta depresión no es que seas débil, que tú para ser madre no valgas ni que es que no estabas preparada para esto. No.

La depresión es una enfermedad como cualquier otra y no es culpa de nadie. La depresión posparto te viene, no es culpa tuya ni del padre ni de los abuelos.

Y es que este tipo de depresión es muy frecuente: se estima que una de cada 10 mujeres van a tenerla después de nacer el bebé o poco después de esto. 

¿Cuándo aparece la depresión posparto?

Es fácil pensar que la depresión posparto viene justo después del parto, que para eso le habrán puesto ese nombre…Pues no exactamente….

Se considera depresión posparto cuando los síntomas aparecen hasta el tercer mes después de nacer el bebé.

Pero en ocasiones empieza incluso antes del nacimiento y hay madres que en el tercer trimestre del embarazo ya tienen síntomas.

Disforia posparto o baby blues

El baby blues un estado transitorio, por el que pasan una gran parte de las madres (se piensa que unas 7 de cada 10) y que suele durar alrededor de una semana.

Debido a los cambios hormonales que se dan en el parto y a tener que adaptarte a la nueva situación (bebé, dormir mal, iniciar lactancia…) se suelen dar una serie de síntomas de este tipo:

  • Ánimo ligeramente triste
  • Llorar por nada
  • Irritabilidad
  • Sensación de inseguridad y preocupación por el bebé

Pero, ¿cuando aparece el baby blues?

Estos síntomas pueden empezar pocas horas después del parto y suelen tener un pico máximo unos 4 o 5 días después.

Normalmente los síntomas se van solos antes de dos semanas y no se considera ninguna enfermedad, sino un estado temporal debido a los cambios de hormonas y de tu situación personal.

Si el tema se alarga, hay que ver que no se trate de una depresión posparto.

¿Por qué se da la depresión posparto?: causas.

Como te decía, la depresión posparto es un tipo de depresión. Por tanto, sus causas son en parte muy parecidas a las causas de la depresión mayor. 

Te explico: en la depresión mayor hablamos de causas genéticas, ambientales y ligadas a la personalidad.

Si hablamos de la depresión posparto, podemos poner cuatro grupos en lugar de tres: 

  • Causas genéticas: es la predisposición que te dan tus genes al nacer a tener depresión en algún momento de tu vida.
  • Causas ambientales: las cosas que te suceden y cómo estas afectan a tu estado de ánimo. En el caso de la depresión posparto suelen ir relacionadas con cómo la llegada del bebé afecta a muchos aspectos de tu vida, por ejemplo:
    • Tu papel y el de tu pareja en el día a día en casa
    • La afectación que pueda tener en tu trabajo o tus estudios la maternidad
    • Los cambios físicos que el el embarazo y el parto provocan
    • La dificultad en mantener vida social activa con la llegada del bebé
  • Causas relacionadas con la personalidad: por ponerte un ejemplo, personas de carácter más perfeccionista, nervioso o sufridor, pueden tener más riesgo que otras que no lo sean.
  • Causas relacionadas con las hormonas: típicas de la depresión posparto y debidas a los grandes cambios en las hormonas.

¿Cuales son los síntomas de la depresión posparto?

Los síntomas de una depresión posparto son parecidos a los síntomas de la depresión mayor, de los que te hablé en el post de la depresión, aunque algunos van asociados a la nueva situación que vives tras el parto.

Los más frecuentes son los siguientes:

  • Estado de ánimo deprimido 
  • Llorar muy fácilmente
  • Dificultad para relacionarse con el bebé
  • Aislarse de familiares y amigos
  • Pérdida del apetito o comer mucho más de lo habitual
  • Incapacidad para dormir o dormir demasiado
  • Fatiga importante y sensación de pérdida de energía
  • Dificultad para disfrutar de las actividades que solías disfrutar
  • Irritabilidad 
  • Miedo a no ser una buena madre
  • Desesperanza
  • Sentimientos de inutilidad, vergüenza, culpa, no valer para ser madre…
  • Disminución de la capacidad de pensar con claridad, concentrarse o tomar decisiones
  • Inquietud
  • Ansiedad grave y ataques de pánico
  • En casos muy graves, pensamientos acerca de hacerte daño a ti misma o al bebé

Cómo saber si tengo depresión posparto

Cómo saber si tengo depresión es una duda muy habitual, que se vuelve más angustiante si cabe, al hablar de la depresión posparto.

Y es que, ante todo, es vital que si piensas que puedes tener depresión posparto, pidas ayuda

Es muy importante que si te sientes deprimida consultes siempre a un profesional: al ginecólogo que te atienda en el hospital o en la consulta, a la matrona, a la enfermera que te atienda cuando estés ingresada…da lo mismo, pero es importante poder detectar cambios en tu ánimo.

Muchas veces no tendrás una depresión posparto y estarás en el periodo de “baby blues” del que te he hablado más arriba, pero aún así dilo, porque los profesionales lo podrán diferenciar y ayudarte a llevar mejor la situación.

Una vez dicho esto, el diagnóstico de la depresión posparto se hace de la misma manera que el diagnóstico de la depresión mayor: mediante entrevistas con los profesionales adecuados, que sabrán detectar los síntomas típicos y aconsejarte sobre cual es la mejor manera de recuperarte y poder disfrutar del bebé.

¿Cuales son las diferencias entre la depresión posparto y el baby blues?

Las principales diferencias son 2:

  • Duración: el baby blues es un periodo corto, de menos de 2 semanas. Por su lado, para que se pueda diagnosticar una depresión posparto, los síntomas tienen que haber durado más de 2 semanas (y acaba durando varios meses).
  • Intensidad de los síntomas: leves en el baby blues y más graves en la depresión posparto.

Te hago un resumen más claro en esta tabla:

Baby bluesDepresión posparto
Dura menos de 2 semanasDura más de 2 semanas
Aparece poco después del partoPuede aparecer hasta semanas después del parto
CansancioFalta de energía casi total
NerviosismoAnsiedad muy fuerte
TristezaÁnimo muy bajo
Sensación de descansar mal Insomnio
Dudas sobre si seré buena madreSensación de inutilidad y culpa
Diferencias entre el baby blues y la depresión posparto

¿Qué personas tienen más riesgo de tener depresión posparto?

¿Te preocupa saber si vas a tener depresión posparto?. Aunque entiendo esta preocupación, darte una respuesta antes de que suceda es casi imposible.

A pesar de esto, sí que sabemos que hay algunas mujeres que tienen más riesgo que otras de padecer los síntomas de la depresión posparto. Serían, por ejemplo, los siguientes casos:

  • Si ya has tenido depresión anteriormente, sobre todo si has tenido depresión posparto en un embarazo anterior.
  • Antecedentes en tu familia de depresión, sobre todo si es posparto.
  • Si tu carácter es muy sufridor o perfeccionista
  • Si habitualmente notas ciertos cambios de ánimo antes de las menstruaciones.
  • Problemas familiares o de pareja importantes, que hagan que te sientas sola en el proceso de embarazo y parto.

¿Cómo superar la depresión posparto?: tratamiento.

El tratamiento de la depresión posparto sigue las reglas generales del tratamiento de la depresión. Así para poder quitar la depresión posparto, se utilizan pues los siguientes tipos de tratamiento:

Tratamiento farmacológico

En los casos de depresión posparto moderadas o graves se recomienda realizar tratamiento con antidepresivos para mejorar los síntomas.

Habitualmente se usan el grupo más común de antidepresivos, los ISRS, entre otras cosas porque que se sabe que no dan problemas con la lactancia. Quizás te suene alguno de estos antidepresivos:

  • Fluoxetina
  • Paroxetina
  • Sertralina
  • Citalopram
  • Escitalopram
  • Fluvoxamina

Antidepresivos como la sertralina tienen efectos positivos en la depresión posparto.

Y si no funcionan los ISRS, los antidepresivos duales como la venlafaxina son igualmente útiles.

En ocasiones, se pueden utilizar unos medicamentos, que son los ansiolíticos, para ayudar a mejorar la ansiedad o el sueño. Así, por ejemplo, se puede usar el lorazepam para dormir o disminuir la angustia, sobretodo mientras el antidepresivo hace su efecto pleno.

Tratamiento psicológico

Es el otro pilar fundamental en el tratamiento de la depresión y juega un papel fundamental en la depresión posparto dada la gran cantidad de cambios personales que se dan en un periodo de tiempo muy corto.

En caso de depresiones más leves puede ser útil como único tratamiento a utilizar y en el resto de depresiones, combinada con antidepresivos, se obtienen los mejores resultados.

Terapia electroconvulsiva (TEC)

Aunque quizás hayas oído opiniones de la TEC muy diversas, sin duda alguna este es uno de los tratamientos más eficaces para las depresiones más complejas.

Se reserva para los casos más graves, como pueden ser:

  • La psicosis puerperal
  • Cuando hay riesgo grave para la madre y/o el bebé
  • Cuando no hay respuesta al resto de tratamientos

La eficacia de la TEC en estas situaciones es muy alta, incluso más que cualquier antidepresivo.

A pesar de tener mala fama por su pasado (el «electroshock» que se ve en las películas), esta técnica se realiza hoy en día en condiciones totalmente distintas: la paciente está sedada (se usan medicamentos sedantes que se pueden utilizar en la lactancia) y con relajación muscular. Con esto se consigue que la paciente no lo pase mal y que no se den “convulsiones como las de las películas”.

Otros tratamientos usados para depresiones resistentes, como la esketamina, en España en breve, no se usan por el momento por falta de datos en cuanto a su seguridad en esta etapa.

Tratamiento y lactancia materna

Una de las principales preocupaciones al decidir que tipo de tratamiento se elige en la depresión posparto es si los antidepresivos obligan a parar la lactancia materna.

Pues bien: no.

Se han hecho muchos estudios para comprobar la seguridad de los fármacos en el embarazo y en el caso de los antidepresivos esto no es una excepción. 

Así, por ejemplo ninguno de los antidepresivos más usados (los ISRS) ha demostrado problemas con la lactancia.

Si tienes curiosidad por saber si alguno de los medicamentos que tomas puede afectar a la lactancia, te recomiendo esta sencilla pero interesantísima página donde puedes informarte del riesgo de un medicamento en la lactancia

¿Cuánto dura una depresión posparto?

Es difícil de decir. Por definición, una depresión posparto no puede durar menos de 2 semanas, porque si no no se considera depresión posparto. A partir de aquí, depende de cada caso y de distintas variables, como por ejemplo:

  • La respuesta a los tratamientos que se hacen
  • Lo rápido que se haya iniciado el tratamiento
  • La gravedad del cuadro (cuanto más grave, más suele durar)
  • La situación de la persona: apoyo de la pareja, familia, situación económica, tipo de personalidad…

En general son cuadros que duran varios meses y lo que sí se sabe es que cuestan un poco más de recuperar que las depresiones que no son posparto. Dicho esto, cada persona es un mundo y hay que ver cada caso de manera individual para poder dar un pronóstico más acertado. 

Depresión posparto en hombres

Aunque si hablamos de depresión posparto nos viene a todos la imagen de una madre a la cabeza, quizás te sorprenda saber que alrededor de un 10% de los hombres que acaban de tener un hijo, padecen una depresión posparto.

¿Cuales son las causas de la depresión posparto en hombres?

La depresión posparto masculina, evidentemente, no se relaciona con un tema hormonal, sino con cómo los múltiples cambios en la vida de la persona que provoca la llegada de un recién nacido, afecta también a los padres.

Los padres que son jóvenes, que ya han tenido antes depresión, que experimentan problemas en las relaciones o tienen dificultades financieras presentan un mayor riesgo de sufrir depresión posparto. 

¿Cuales son los síntomas de la depresión posparto en hombres?

Los síntomas de la depresión posparto en hombres son similares a los de las mujeres. Estos padres, pueden:

  • Sentirse muy tristes
  • Llorar fácilmente
  • Notar mucho cansancio, estar abrumados
  • Tener mucha ansiedad ansiedad
  • Tener insomnio o domir más de lo normal
  • Perder el apetito o en algunos casos lo contrario, comer mucho
  • Tener sentimientos de desesperanza o de inutilidad
  • No disfrutar del bebé o otras actividades que normalmente son placenteras
  • Notar que no pueden concentrarse o que les falla la memoria
  • No tener ganas de hacer nada
  • Tener mucha irritabilidad

¿Cual es el tratamiento de la depresión posparto en hombres?

El tratamiento de la depresión posparto en hombres, es similar al que te he contado en el caso de la madre. Y es que el cómo combatir la depresión posparto es igual en hombres que en mujeres.

La depresión posparto en el hombre puede tener el mismo efecto negativo en las relaciones de pareja y en el desarrollo del niño que la depresión posparto en las madres

¿Te ha resultado interesante este post? 

Compártelo en tus redes sociales si crees que puede servir de ayuda a tus conocidos. Mándalo por Whatsapp o por email a quien le pueda interesar.

Y por supuesto, deja cualquier comentario o duda que creas conveniente en el post y te contestaré lo antes posible.

Y si estás pasándolo mal y has decidido pedir ayuda, no dudes en solicitar una visita conmigo si quieres que te ayude a volver a sentirte bien.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

9 respuestas

  1. Buenos días Dr planella.
    Al leer su post ,he retrocedido 17 años atràs al recordar el nacimiento de mis dos hijos gemelos.
    Tuve muchos de los síntomas aquí descritos,a mí empezaron en el último mes previo al nacimiento.con mucha fuerza de voluntad fui sobreviviendo día a dia y cuidar de mis hijos que es lo que más se quiere en el mundo.A los pocos años empecé a tomar Venlafaxina hasta hoy.soy una madre muy sufridora.
    Como siempre,gracias por sus escritos.
    Aprendemos mucho.

  2. Hola buenas tardes, le explico que yo soy una chica que he sufrido de ansiedad y depresión desde los 18 años, bien pues en mi embarazo he tenido que tomar fluoxetina por mis antecedentes, gracias a dios he llevado un embarazo muy bueno, pero mi miedo es la depre post parto, cree que ya con la fluoxetina puede aparecer menos? O no aparecer esta situación?
    Gracias

    1. Hola Marian,

      si ya estás tomando la fluoxetina, la posibilidad de tener depresión posparto es mucho más baja. Nada es seguro 100% en esta vida, pero con «una protección» que ya llevas desde hace un tiempo el riesgo siempre es mucho menor, o más fácil de solucionar en caso de que apareciera algún síntoma.
      Muchas felicidades por el embarazo!.
      Saludos.

  3. Buenas, va a hacer 2 años que di a luz, tenía muchos síntomas de depresión, pero nunca sentí rechazo o mala relación con el bebé, por eso descartaba la depresión post parto, desde hace un mes he empezado tratamiento Psiquiátrico con triptizol, alprazolam y orap. La ansiedad es muy fuerte y es lo que más me está costando de quitar.

    1. Hola Raquel,

      no siempre la depresión posparto genera mala relación con el bebé. La mayoría de veces es tristeza e impotencia por no poderle cuidar.

      Espero que te mejores pronto.

      Saludos y gracias por tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados

Solo queda un paso...

Rellena estos datos para que pueda enviarte la guía:

PROTECCIÓN DE DATOS:
De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento:
Responsable: DR.D.MARC PLANELLA SALA
Fines del tratamiento: envío de comunicaciones de productos o servicios a través del Boletín de Noticias al que se ha suscrito.
Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición
Más información del tratamiento: Política de privacidad
O Acepto el tratamiento de mis datos para el envío de comunicaciones de productos o servicios

DESCARGA GRATIS

Respuestas a estas y muchas más preguntas que te haces sobre los antidepresivos para dar el paso y empezar a sentirte bien de nuevo.

¿ Hay que tenerle miedo a los antidepresivos?

PROTECCIÓN DE DATOS:
De conformidad con las normativas de protección de datos, le facilitamos la siguiente información del tratamiento:
Responsable: DR.D.MARC PLANELLA SALA
Fines del tratamiento: envío de comunicaciones de productos o servicios a través del Boletín de Noticias al que se ha suscrito.
Derechos que le asisten: acceso, rectificación, portabilidad, supresión, limitación y oposición
Más información del tratamiento: Política de privacidad
O Acepto el tratamiento de mis datos para el envío de comunicaciones de productos o servicios